jueves, 2 de abril de 2009

Centro


Imagínese a un hombre en llamas. Está ardiendo. Entra a su habitación y usted extingue el fuego. Después llega otro hombre en llamas. Usted apaga de nuevo el fuego y continúa en lo suyo. Entonces llegan dos, tres, cuatro, cinco, diez. Usted extingue el fuego de todos y luego los envía al hospital. Ahora imagínese que nadie se toma la molestia de averiguar por qué los hombres se incendiaron. Esa es la historia del Hip-Hop.

James Mc Bride


1 comentario:

Sacch dijo...

me gusta mucho lo que dice y la foto :)

saludos!

Sach.